Bienal Arquitectura Sostenible 2014

Cabezal_IV Bienal

FABIÁN LISTERRI, Presidente de la UIA, recordó la historia de su organización, y su objeto: La Arquitectura, incluyendo por tanto a los arquitectos, ciudades, edificación sostenible, reconversión energética de edificios, cambio climático, energias renovables, etc. En sosteni­bilidad todos los objetivos son comunes, las responsabilidades compartidas, y no hay solu­ciones parciales. Por tanto reclamó que se utilitze a la UIA como red para poner en contacto a todos los agentes interesados en la arquitectura a nivel mundial, para que organizaciones internacionales como ésta se vean cercanas y útiles, como debe ser.

JORDI LUDEVID, Presidente del CSCAE, situó el escenario de la arquitectura actual, con un contexto fuertemente regulado y unos objetivos muy ambiciosos y difíciles de alcanzar. Se refirió al último cuarto del S.XX como el momento en el que se construyó el capital fijo de la democracia. La crisis provocó un cambio abrupto que ya ha cambiado el concepto de la arquitectura, orientándolo a la regeneración no solo de edificios, sino de barrios y ciudades. Reclamó que la rehabilitación, como cualquier proyecto, debe ser una cuestión de método, y hay que abordarla desde cinco frentes principales: Seguridad, habitabilidad, accesibilidad, eficiencia energética y valores culturales y patrimoniales, que son conceptos unidos y con dependencias mútuas, que los arquitectos debemos hacer compatibles.

LLUIS COMERÓN, Decano del COAC, comentó la evolución que lentamente se va consta­tando en las dos palabras Arquitectura Sostenible. Lo que inicialmente fué un requerimiento a cumplir se está transformando en una oportunidad que aprovechar. Hay que ver la soste­nibilidad como espacio desde el que generar nuevas perspectivas de futuro. Hay que pasar de hacer lo que es necesario a hacer lo que es deseable. Hay que superar el papel de la arquitectura como solucionadora de problemas para recuperar esa arquitectura generadora de transformación, conocimiento, actividad económica, relaciones sociales e ilusiones.

Bienal_Arquitectura_Sostenible_2014_6

JOSÉ ANTONIO GRANERO, Decano delo COAM, nos hizo ver que, después de haber abusado tanto del uso de la palabra sostenibilidad “debemos volver a su raiz, su significado radical, que es la capacidad de pervivencia, o una trascendencia eficiente y responsable”. Constató que “Todavía las certificaciones de sostenibilidad no son suficientemente transpa­rentes. No son una información clara y comprensible por todos”. Contrastó la actitud res­ponsable y rigurosa de los profesionales en su empeño de luchar por la sostenibilidad con la de la administración, a la que criticó abierta y duramente, poniendo en cuestión que, más allá de las declaraciones públicas apoyándola, realmente tenga un verdadero compromiso con ella, medible en euros. Concluyó con la frase “El dinero no es lo único importante. Lo importante es el trabajo bien hecho y el respeto a las personas”.

MIQUEL RAFA, Director de Territorio y Medio Ambiente de la Fundació Catalunya-La Pe­drera, nos habló de la Fundación Catalunya La Pedrera, como ejemplo de lo que hoy se denomina biomimética, ya entonces inspirada en la naturaleza. Nos reveló la importante contribución de éste edificio, a través de los recursos que genera por sus más de un millón de visitas anuales, a numerosos programas sociales, culturales, educativos, de investigación y también ambientales. Expresó el compromiso de la Fundación con la difusión de la arquitec­tura y el urbanismo como agentes clave para incidir en el avance del camino hacia la soste­nibilidad, una de las múltiples derivadas de lo que llamó crisis de modelo civilizatorio global.

 

Ponencias

Bienal_2014_Page_2_Image_0002ALPHA BANK 
Nikos Vratsanos, Arquitecto, de Alexandros N. Tombazis & Associates Architects, inició su intervención poniéndonos en situación de lo que fué el emplazamiento del proyecto. Se situaba entre dos áreas urbanas, una muy desangelada con fábricas abandonadas y chatarrerias, y la otra con edificación de muy baja calidad arquitectónica. Dió una nueva lectura a la comparación que Roland Barthe hizo de dos navios legendarios, el Nautilus de Julio Verne y el “El Barco Ebrio” de Arthur Rimbaud. Su edificio pudo ser como el Nautilus, sofisticado e inteligente, pero ajeno a su ambiente, viéndolo, pero sin tocarlo ni sentirlo. En cambio decidieron hacerlo como “El Barco Ebrio”, que se conecta y se comunica con el entorno, moviéndose con el viento y las olas, y que realmente permite sentir el ambiente. Destacó como fundamental el dividir el edificio en dos unidades lineales, enfrentadas entre ellas, que generaban en el espacio intermedio una importante entrada de luz natural y de ventilación. Las fachadas cuentan con una hoja exterior que crea un sombreo que evita sobrecalentamientos y deslumbramientos en el interior, además de mejorar la protección acústica frente al ruido exterior. Las restricciones de altura de la normativa urbanística obligaron a enterrar plantas con uso de oficina bajo tierra, pero esta insistencia de hacer llegar la luz del día a todo el proyecto alcanza incluso este sótano, y realmente se consiguió que su ambiente lumínico sea equiparable al de las plantas superiores. Otra de los puntos decisivos fué proyectar una estructura activada térmicamente, y refrigerada mediante free-cooling durante las noches que disipa el calor acumulado durante el dia mediante la apertura automatizada de ventanas y exutorios en distintos puntos del edificio. En ese sentido todas las instalaciones se conducen por un suelo técnico elevado, para dejar los techos con la estructura visible, que con su masa actúa como acumulador térmico. La cubierta es ajardinada y mejora el comportamiento térmico del edificio. Según detalladas simulaciones se consigue unas reducciones de las demanda del 10% en calefacción y del 65% en refrigeración respecto a las de un edificio convencional, sin que ello significase ningún coste añadido. Las emisiones de CO2 se redujeron en un 59%.

Bienal_2014_Page_2_Image_0001SEDE COMISIÓN DEL MERCADO DE TELECOMUNICACIONES 
Enric Batlle, Arquitecto de Batlle i Roig Architects, nos presentó la que en su inicio fué la sede de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) Nació con la voluntad de ser la imagen representativa de la institución, y se pidió la máxima transparencia en su fachada. Ésto, en un emplazamiento mediterraneo, representa también un máximo riesgo y vulnerabilidad respecto al sobrecalentamiento provocado por la radiación solar si ésta no se controlaba muy bien. Uniendo estas dos premisas se apostó por tener una protección solar extrema, que sería el leit-motiv del edificio y de su imagen. Las lamas horizontales y de perímetro cambiante en altura no solo protegen de la radiación solar a los interiores, sinó que definen un volumen exterior, que envuelve tanto el edificio de nueva edifcicación como las antiguas naves industriales rehabilitadas que acogen parte del programa. Estas grandes lamas, en la fachada norte del edificio en altura quedan siempre paralelas al cerramiento de cristal, pero en su fachada sur se separan de él en algunas de las plantas, abrazando, cubriendo y sombreando también las terrazas exteriores que aparecen en diversos niveles. Una importante baza respecto a la gestión energética del edificio fué su conexión al sistema de Districlima como suministrador de frio y calor a escala urbana, y que le proporciona una notable mejora de eficiencia energética y un importante ahorro en emisiones de CO2.

Bienal_2014_Page_3_Image_0003EL BULLI FUNDATION 
Enric Rui-Geli, Arquitecto de Cloud 9, tuvo no centró su intervencion tanto en la solución edificatoria concreta que se propone para la Fundación, sinó que compartió sus reflexiones acerca los distintos condicionantes que hay a la hora de abordar un proyecto como éste. En el proceso se encuentran, entre otras, las normativas que despliegan las directivas europeas de ahorro energético y fomento de la eficiencia y la captación de energias renovables con otras normativas de protección de entornos naturales especialmente sensibles, como es la zona del Cap de Creus. También habló de los intereses a menudo enfrentados de, por una parte, la administración y las grandes corporaciones, y por otra parte las PYMES, como fué el Bulli en su dia, o muchos de los despachos de arquitectura de nuestro país. Reivindicó el interés público de las fundaciones más allá de la persona o la empresa que les diese el nombre y el impulso inicial, poniendo múltiples ejemplos para ilustralo, como la Fundació Dalí, la Fundació Tapies, al fundació Miró, etc, que nadie se pregunta de quien son y que toda la ciudadanía disfruta. Sostenibilidad es también proteger este patrimonio, esta cultura, y dar un paso más allá de lo privado a lo público. El Bulli también es una donación de lo privado a lo público. Ya se trata de un proyecto público. “No sólo es de nuestro despacho, sinó que lo hemos hecho con los arquitectos de la Generalitat de Catalunya, de los Ayun-damientos de Rosas y Cadaqués, con el Colegio de Arquitectos… yo sí soy el redactor, pero no soy el autor. Hemos escuchado a todo el mundo, de Ferrán Adrià a la directora del parque natural.” Dada la especificidad del caso, la falta de antecedentes comparables y la aparición de otras situaciones similares, incluso el Parlament de Catalunya está preparando una ley para poderlos encauzar adecuadamente. Respecto a los avances en su construcción nos reveló que a principios del 2015 se van a iniciar las obras de rehabilitación de las construcciones ya existentes hoy en dia, para lo que ya se tiene la licencia de obras. “Obras tiene que haber, porque Rosas lo quiere, la gente lo espera, y el Bulli nunca se ha esperado. Siempre ha liderado, siempre ha empujado. Ahora nosotors damos un paso atrás, y le toca a la sociedad, al parlamenos y a los partidos, a los colectivos y plataformas, tomar una decisión.”

Bienal_2014_Page_3_Image_0002RESIDENCIA ETSAV 
Roger Tudó, Arquitecto en H Arquitectes, y Claudi Aguiló Aran, Arquitecto del Estudio dataAE, explicaron su proyecto, fruto de una colaboración de sus dos despachos, además de Societat Orgánica como consultoría ambiental y la ingenieria Abac Enginyers. Se trata de la residencia de estudiantes de la Escuela de Arquitectura de Sant Cugat del Vallès, adyacente a ésta. El primer reto era plantearse cual iba a ser el potencial transformador y pedagógico de la residencia hacia los estudiantes de arquitectura. Ya en el concurso se exigió ajustar la propuesta a la certificación energética Minergie y construirlo en base al sistema de prefabricación de modulos tridimensonales en hormigón de Compatc Habit. La pequeña medida de las unidades habitacionales se quiso compensar ya desde el inicio planteando la creación de un espacio comunal adicional generoso, y positivo ambientalmente. Los usuarios de los dos edificios iban a ser en su mayoría los mismos, los estudiantes de arquitectura, y por lo tanto el uso de la escuela y de la residencia iban a ser alternativos, y no simultáneos. Siguiendo esta evidencia se hizo un análisis crítico del programa del concurso que les llevó a dos de las medidas más efectivas en todos los aspectos: No duplicar usos que ya existian en la escuela de arquitectura, y no dotar de instalaciones de producción térmica propias al nuevo edificio, sino conectarlo las calderas ya existentes en la escuela. La mayor y más visible decisión del proyecto fue la volumetria general, de baja altura, con sólo dos niveles, acesibles los dos sin ascensores, dispuesta en dos barras paralelas y enfrentadas. Así se genera el espacio intermedio de uso comunitario de 1000m2, del cual se propusieron dos opciones, bien dejándolo al aire libre a modo de patio o bien cubriéndolo con un sistema industrial de invernaderos, resultando un atrio, y alcanzando distintos niveles de eficiencia energética y confort. El cliente optó por construir la opción descubierta, pero con la ventaja de que la propuesta hace posible pasar a la opción cubierta en el momento que se puda decidir. En la opción cubierta las simulaciones demuestran que en invierno la temperatura de éste espacio sería de 5 a 15 grados mayores que la temperatura exterior, y se conseguirian consumos de solo 38kWh/m2a. En verano un software muy simple abriría las ventilaciones y extendería protecciones solares reflectantes, denjando el espacio en sombra, y pasando del funcionamiento nórdico a uno más mediterráneo. Se sacó el máximo potencial del sistema de grandes prefabricados de hormigón, dejándolos vistos por el interior, aprovechando así toda su masa como inercia térmica, y concentrando el esfuerzo económico en las fachadas y carpinterías, de gran poder aislante. El consumo real monitorizado es de 41wWh/m2a térmicos y 9’5kWh/m2a de electricidad.


Bienal_2014_Page_4_Image_0003SEDE IDOM MADRID 

Jorge Martinez Bermenjo y Antonio Villanueva, Arquitectos de Idom y ACTX, nos habló de la sede de su empresa desde un doble punto de vista: como técnico y también y especialmente como usuario. Hubo varias grandes decisiones de partida que dan confort, flexibilidad y eficiencia al edificio, que principalmente son: buena situación y orientaciones, grandes luces entre apoyos, estructura vista y activada térmicamente y ventilación sólo por criterios de salubridad, y no de climatización. Con estas premisas y tecnologías se consigue volver trenzar realmente el trabajo de arquitectos e ingenieros, y tener una climatización perfectamente homogénea, que permite cualquier cambio de distribución sin afectar a las instalaciones, y sin los inconvenientes de la climatización por aire, que normalmente, y utilizada contra la inercia de un edificio suele dar malos resultados. Contar con alta inercia permite producir dos desacoples. Uno es el desacople de la necesidad de impulsar aire para intentar conseguir las temperaturas de confort. Aqui es la inercia de la estructura la que garantiza la estabilidad térmica, y permite trabajar con bajas temperaturas de régimen, mucho más adecuadas a la hora de implementar energías renovables. El segundo desacople es, por el mismo motivo, el de la producción respecto de la demanda. La inercia térmica de la masa estructural es la que funciona como depósito térmico, que evita oscilaciones bruscas de temperatura, incluso con demandas que sí tengan picos y valles importantes. La masa térmica carga y descarga muy lentamente, pudiendo así reducir drásticamente la potencia de los equipos de genereción. Un ejemplo de la eficiencia del edificio es la refrigeración de la estructura activada por free-cooling evaporativo nocturno, que permite alcanzar COPs de hasta 30. Recordó que si bien su edificio obtuvo una certificación energética LEED ORO, también es cierto que monitorizaciones reales de dos edificios con idéntico reconocimiento pueden llegar a ser notablemente distintos, relativizando así las comparaciones hechas en base a este tipo de certificaciones, al menos respecto a la climatización en verano. Además de estas medidas hay un interés claro por aprovechar la iluminación natural, ajustando la proporción de huecos y mazizos según la orientación de cada fachada, y también por el atrio. También se capta el 100% del agua de lluvia, que reutiliza para descarga de cisternas y riego.

Bienal_2014_Page_4_Image_0001MANCHESTER METROPOLITAN UNIVERSITY BUSINESS SCHOOL 
Thomas Jarman de Partner FCBStudio, nos habló no sólo del proyecto publicado en Habitat Futura, sino que incluyó en su explicación otro proyecto, hecho para el mismo cliente, la Universidad Metropolitana de Manchester. El primero es la Bussines School and Student Hub. Analizó las estrategias ambientales del proyecto dividiéndolas en dos grandes partes, pero que se mantienen interrelacionadas entre ellas. Una está relacionada con la estructura y los temas térmicos, y la seguda con la fachada. Empezó por comentar las diferencias de base si observamos el ratio entre superficie de envolvente y volumen interior en en climas frios o templados. Destacó que éste edificio es un volumen estanco, en el que se ha renunciado a las estrategias tradicionales de ventilación natural, sustituyéndola toda con sistemas mecánicos, incorporando pozos geotérmicos e intercambiadores de calor. Existen dos atrios conectados que concentran una gran actividad y relaciones cruzadas entre los distintos niveles profusamente bañadas con luz natural. Cuenta con refrigeración a partir de losas prefabricadas de hormigón visto, aligeradas con volumenes de poliestireno en su interior, y activadas térmicamente, y bigas frias en zonas con gran demanda. La fachada tiene un 45% de la superficie acristalada y un 55% opaca, proporción que se reveló como la idónea para evitar sobrecalentamientos por ganancia solar excesiva, garantizando a su vez un nivel suficiente de iluminación natural, teniendo en cuenta que ya se usan cristales que incorporan cierto grado de control solar. Los paneles de vidrio laminado cuentan con un serigrafiado interno que aparte de teñir la luz, funcionan como mecanismo de sombreo. El segundo proyecto del que nos habló, mitad nueva construcción y mitad rehabilitación, es la Art School. Se partió de un edificio demasiado caluroso en verano y demasiado frio en invierno, se mantuvo su estructura y se mejoró su envolvente térmica, y se mantuvo la ventilación natural, ya que el viento predominante en Manchester daba la posibilidad de tener ventilación gratuita durante todo el año. El nuevo estudio multidisciplinar (BREEAM Excellent) trata de crear un ambiente confortable, con el que los estudiantes se sientan impulsados a salir de sus habitaciones individuales y sumergirse en este espacio pensado para la interacción entre distintas disciplinas artísticas, fácilmente reconfigurable. Se potenciaron mucho las circulaciones para fomentar la mezcla y la interación entre los usuarios. Se trabaja con ventilación mecánica con recuperación de calor y distribución a través de los atrios e inércia térmica del hormigón para hacerlo muy estable térmicamente.

Bienal_2014_Page_5_Image_0003NUEVO HOSPITAL UNIVERSITARIO SANT JOAN DE REUS 
Mario Corea, Arquitecto en Mario Corea Architecture, y Jordi Paris, Arquitecto en Pich-Aguilera Architects, explicaron su edificio sanitario, empezando por recalcar la enorme medida del mismo, que determinó la principal decisión de partida, que fué dividir el programa solicitado en seis edificios conectados, esponjando la edificación y rodeándola de patios. Tres temas centraron el desarrollo del proyecto: la orientación, el aislamiento térmico y el acceso a luz natural desde los interiores. La luz penetra incluso en las dos plantas sótano, bañándolas totalmente. Uno de los elementos principales del proyecto es la rambla de entrada al edificio y de conexión de los distintos volúmenes. Se trata de un gran espacio de 250m de largo y unos 15m de altura, cubierto, cerrado, pero sin climatización, y por lo tanto con consumo energético cero. En los espacios climatizados se establecen dos niveles respecto las temperaturas de consigna. El menos exigente corresponde a los espacios de circulacion y espera, con mayores superficies, y sólamente los de volumen más reducido, el interior de las consultas, se mantienen en unas exigencias más estrictas y con un mayor consumo energético. Insistieron en la necesidad de promover los ahorros en base no solamente a la tecnología, sino a la arquitectura, y defendieron que se puede llegar a buenos resultados con presupuestos ajustados como el de éste proyecto, que costó solo 1400 Euros/m2, cuando en hospitales coetáneos se llega incluso a los 2000 Euros/m2. En eso juega un papel fundamental la prefabricación en taller y el montaje en seco, incluyendo entre otros elementos metálicos de estructuras, baños, fachadas, etc.

Bienal_2014_Page_5_Image_0001SEDE COCA COLA MADRID 
José María de Lapuerta, Arquitecto en DL+A (De Lapuerta + Asensio Associated Architects), empezó relacionando íntimamente construcción y Arquitectura con frases como, “me interesa emplear el material de una manera precisa y sensible, y si lo haces así es cuando el material puede adquirir cualidades poéticas” o definiendo la “Arquitectura como la máxima coherencia en la construccion”, y defendiendo que debería haber un enfoque moral de los problemas constructivos. Animó a que el arquitecto responda a cuestiones complejas de manera sencilla, pero estando a la cabeza de la tecnología, y permaneciendo en contacto con lo avanzado de nuestro tiempo, incluyendo cultura, tecnología y construción, evitando perezas y localismos. Respecto a su experiéncia en la sede de la Coca-Cola en Madrid nos habló sobre todas las nuevas preocupaciones que enfrentaron, y todo del aprendizaje que pudieron hacer durante la redacción del proyecto, colaborando con ingenieros, con pruebas reales con modelos a escala real, utilizando la geometría para superar retos como el riesgo de seguridad y resonancia de paneles de cristal de 4m en un ambiente tan ruidoso como la M-40 en dónde se sitúa el edificio. Nos confesó que antes de abordar éste proyecto no era consciente de haber diseñado edificios sostenibles ni eficientes, pero que aquí tuvo que hacerlo conscientemente ya que fué un requisito del cliente. El edificio adopta sistemas como las chimeneas solares y la fibra de vidrio para inyectar luz natural en los espacios interiores, y hasta en escaleres, consiguiendo en ese sentido incluso llegar a modificar la normativa que el Ayundamiento de Madrid tenía sobre el tema. Tambíen se utilizó xerojardinería con muy baja demanda de agua, calefacción por suelo, con free-cooling, madera certificada FSC, etc. Concluyó con que “el hablar del material, de asuntos concretos, de la construcción, de la ética en la construcción, hace que se permita pensar en la inmaterialidad”.

Bienal_2014_Page_6_Image_0001KRESGE FOUNDATION HEADQUARTERS 
Joseph Valerio, Socio Director de Valerio Dewalt Train Associates, abrió su turno de palabra poniendo en valor la increible implicación e interés que el cliente de éste edifcio mostró durante todo el proceso de proyecto. El cliente planteó tres objetivos principales para abordar el proyeto: Creian en la belleza (cosa que atañe directamente al trabajo de los arquitectos), creian en la autenticidad cuando se tratase de sostenibilidad, y querian que la seleccion de la implantación del proyecto (que fué parte del encargo) implicase salvar a un edificio histórico en peligro, e incorporarlo como parte del resultado. Entre cinco distintas localizaciones, cuatro en el centro y una en los suburbios, el cliente finalmente eligió ésta última, en la que existía la granja Brook’s, construida en 1869, rodeado por parques y extensas zonas de aparcamiento. Lo hicieron en contra del criterio y del consejo de los arquitectos que, basándose en los datos del regulador de transporte local pudieron demostrar que eligiendo ésta localización no importaba la eficiéncia energética que se pudiera conseguir con el edificio, ya que el ahorro producido siempre sería sobrepasado por el incremento del impacto generado por la mobilidad de los trabajadores a la hora de ir y venir del trabajo a casa y viceversa. Lo que sí permitía la granja era mantenerla como el edificio visualmente dominante en el conjunto final. No se quiso que la construcción nueva que debía añadirse superase a la antigua en altura, y por ello se semienterró la planta inferior. Nos habló de la biofilia, y de la importancia que revela de incluir en los proyectos conceptos tan universalmente compartidos como por ejemplo que las personas se sienten mejor si pueden sentir el sol en su piel, o ver naturaleza al mirar por la ventana, o disponer de luz natural en interiores. Tuvieron que adaptar el edificio al clima de Detroit, que es muy frio en invierno, muy cálido en verano, y que además se mantiene con mucha humedad durante todo el año. Los nuevos pabellones unen la granja, que se mantiene como la entrada principal para los visitantes, con el granero, que sigue conteniendo, como lo hizo históricamente, la maquinaria y las instalaciones. Se recoge toda el agua de lluvia, que se reutiliza para riego y para los inodoros, y que en otros proyectos han conseguido incluso tratar para garantizar que sea potable. Se usan materiales como madera certificada, paneles de paja prensada y gabiones de granito de Michigan. En cuanto a energía, hay 40 pozos geotérmicos que alimentan 7 bombas de calor, suelo técnico para impulsar el aire refrigerado en verano, y calefacción radiante perimetral para bañar los cristales en invierno.

Bienal_2014_Page_6_Image_0002CAMPUS REPSOL 
Hugo Berenguer, Arquitecto en Rafael de La-Hoz Architects, inició su exposición hablándonos sobre la importancia de tener a la naturaleza como referente, y de saber estar atentos a sus mecanismos para aprender de ella, como siempre ha hecho la buena arquitectura. Recordó la cita de Richard Rogers según la cual “sostenibilidad es trabajar con el clima, y no contra el clima”. Subrayó la vital importancia y repercusión de aprovechar aspectos básicos como la orientación y el factor de forma de los edificios, ya que son los que se demuestran como los más eficientes y económicos, y los contrapuso a los sistemas en los edificios (especialmente los activos) que necesitan una inversión comparativamente mucho mayor, dando no obstante resultados positivos mucho más limitados. “No se puede aplaudir a un edificio solo porque sea sostenible. Sería tanto como hacerlo porque se aguanta”. En su explicación de la sede de Repsol en Madrid resaltó decisiones claves, mérito de la propiedad, como apostar por una situación del edificio urbana y central, que tiene una repercusión directa y muy positiva en la mobilidad que el propio edificio genera. Hay acceso fácil a varios sistemas de transporte público urbano, e incluso reservas de espacio para fomentar el uso de bicicletas. El proyecto ocupa una manzana entera, pero no la cierra, sino que crea un espacio central natural, que se deja abierto a la calle por sus vértices. La visión constante de ésta vegetación es un elemento fundamental, que incluso alcanza la planta inferior del edificio, bajo el nivel principal del jardín central. El edificio en sí se expresa con una estructura muy aparente, con pórticos exteriores, planos y repetidos, que además de estructura son los pricipales elementos de control solar, que junto con otros elementos consiguen una gran efectividad en ésta misión. Las simulaciones durante el proyecto permitieron ajustar sus medidas para garantizar una protección óptima, manteniendo sin embargo una notable transparencia de los cerramientos.

Adquirir El Bienal

Edición Limitada. Coste: 49 euros (IVA incl.) Suscriptor Plus: 24,50 euros
Tel. + 34 932074035 o bien E-mail: info@habitatfutura.com 

Fladon Logos

Otras ediciones

<< Volver a Bienal de Arquitectura Sostenible