Concurso Illa Eficient: 1a Fase

Illa Eficient Cabezal
Arranca el primer concurso multidisciplinar de rehabilitación sostenible del Estado, que aborda técnica, economía y gestión social simultáneamente. La manzana es la situada entre las calles Diputació, Calabria, Viladomat y Gran Via de les Corts Catalanes. Una actuacion global puede lograr reducir las emisiones del 50% al 70%. La presentación oficial del concurso en Barcelona tuvo lugar el jueves 15 de enero.

HF54 04-06 Presentació Illa Eficient_Page_1_Image_0001La mesa inaugural arrancó con la intervención del Sr. Antoni Vives, Tercer Teniente de Al­calde de Hábitat Urbano del Ayuntamiento de Barcelona, que empezó por destacar que el concurso ILLA EFICIENT simboliza parte del trabajo que últimamente están haciendo de manera conjunta y coordinada desde la Generalitat de Catalunya y desde el Ajuntament de Barcelona, y en esta ocasión junto con Habitat Futura.

Resaltó que la línea conceptual de todos estos trabajos persiguen el objetivo de que Barcelona sea una ciudad autosuficiente, de barrios productivos, a velocidad humana, en el seno de una metrópolis hiperconectada y de emisiones cero. En la manzana en la que se trabajará hay 22 edificios de viviendas, y trabajar con estas 22 comunidades de vecinos será fundamental para tirar adelante las propuestas. Hará falta que lo que él denominó “sensibilidad sociológica” sea un elemento fundamental de las propuestas. 

Dijo que el concurso ILLA EFICIENT es un proyecto faro, que indica a dónde se quiere ir a nivel urbano, y se comprometió a mantenerse en él desde el plantemiento del concurso hasta su conclusión, e incluso más allá.

HF54 04-06 Presentació Illa Eficient_Page_1_Image_0002El Sr. Carles Sala i Roca, Secretario de Vivienda y Mejora Urbana del Deparamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, resaltó la necesidad de contar con proyectos tractores, y desveló que el concurso de ILLA EFICIENT es un proyecto que ya hace un año que nació, y que se viene desarrollando y concretando, como lo son del orden de 13 proyectos más que se trabajan en paralelo. 

Insistió en que en este concurso, lo que se plantea es una colaboración público-privada, desde el punto de vista de que una inyección de capital público puede ser el estímulo nece­sario para emprender acciones con una parte de capital privado que resulta imprescindible. La pretensión es que haya profesionales multidisciplinares que propongan mecanismos tanto técnicos como financieros y de gestión de las comunidades en 22 de los 27 edificios de la manzana. Serán proyectos globales e interdisciplinares.

En el aspecto técnico declaró “esperamos que se aporten soluciones construcivas, instala­ciones eficientes, medidas de gestión de la energía, integración de energías renovables e incluso productos innovadores.”

Comentó que en Catalunya hay un millón y medio de edificios edificados con anterioridad al año 1979, cuando no había ninguna normativa en edificación que obligase o indicase que se tuviesen que tomar medidas de ahorro energético, y por lo tanto tenemos un parque inmobiliario que realmente es una ruina energética en el que podemos incorporar muchas medidas para ahorrar.

Quiso explicar que si bien cuando se habla de rehabilitación energética uno de los aspec­tos que siempre se barajan es el periodo de retorno de la inversión, éste no debe ser la única motivación para hacer las obras.

Confesó que actualmente, las licencias de obra que se solicitan con la única voluntad de acometer una mejora ambiental de los edificios es ínfima. Cambiar esta realidad es uno de los retos importantes. En este aspecto comparó este cambio de percepción y de actitud que se persigue con la que ya hemos asimilado respecto de la separación selectiva de resíduos, iniciada hace 30 años. Ahora ya nadie se pregunta sobre el retorno económico del hecho de clasificar los distintos resíduos, y éste no es el motivo de actuar como lo hacemos. Es precisamente haber interiorizado que clasificar los resíduos es lo correcto lo que debemos llegar a conseguir con la rehabilitación ambiental de edificios. Hacer que se emprenda porque es lo correcto.

“Pretendemos que todo lo que surja de este concurso de ideas colabore muchísimo en cambiar el valor de lo que supone la rehabilitación, la renovación de la eficiencia energé­tica en las viviendas.” Hay que cambiar el valor que la sociedad le da a la rehabilitación ambiental.

Los 5 edificios que no son viviendas incluyen un hotel, tres oficinas y uno de la administra­ción, de la Direcció General de la Juventut de la Generalitat de Catalunya. Así pues, la pro­pia administración es propietaria de uno de los 27 edificios de la manzana, y hay un com­promiso en ser ejemplares a la hora de abordar la rehabilitación de su edificio. Según el Sr. Sala, si la administración quiere fomentar la rehabilitación ambiental, debe dar ejemplo. 

Una de los aspectos que se busca, y que el concurso valora, es que las propuestas que se hagan sean fácilmente replicables en otras localizaciones.

El apoyo económico de la administración, al margen de las ayudas que con carácter gene­ral se dan para este tipo de actuaciones, se incrementa con el pago íntegro del coste del proyecto de rehabilitación que las comunidades decidan finalmente emprender.

Desde la Generalitat se cree firmemente en que “Catalunya puede ser una vez más punta de lanza y líder en aplicación de sistemas de innovación en eficiencia energética que pue­den ser un modelo para el país y para el Estado.”

Habitat Futura Concurs Illa Eficient 15-01-2015 121

HF54 04-06 Presentació Illa Eficient_Page_2_Image_0001La segunda mesa la abrió Celia Galera, Directora General del Grupo Habitat Futura, que empezó por agradecer la presencia y el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona y de la Generalitat de Catalunya, del Colegio de Administradores de Fincas, y de los diversos patrocinadores. Manifestó que hoy por hoy, y entre personas de fuera del sector se constata que hay “un total y absoluto desconocimiento y falta de valoración o de apreciación positiva de la rehabilitación sostenible.” El primer comentario cuando se saca el tema de la construcción sostenible fuera de ambientes profesionales suele referirse al sobrecoste que seguro que representa. Raramente se ven los beneficios reales, tanto ambientales immediatos como económicos diferidos. Esta visión es la que se debe cambiar con el concurso ILLA EFICIENT. La reactivación del mercado de la rehabilitación es el otro punto importante. Insistió que las propuestas deberán ser globales y multidisciplinares, e incidir en tres frentes coordinadamente: técnico, financiero y de cohesión e implicación de las comunidades de propietarios.

Hizo un paralelismo muy gráfico con el sector de la automoción, en dos aspectos importantes. El primero es la naturaleza del detonante que nos hace elegir un coche determinado, que siempre es emocional. Esta motivación luego la justificamos con mil argumentos técnicos y económicos. Pero el motor es emocional. Ésto es lo que sería deseable conseguir en rehabilitación sostenible. El segundo aspecto importante es el de la financiación. En automoción es el mismo concesionario quien presenta el vehículo no de manera aislada sino con planes de financiación ya incorporados de manera automática, cosa que hace viables gran parte de las ventas finales. No puede ser que una voluntad de compra se vea truncada por falta de financiación. Ésto también debemos implementarlo en la rehabilitación, para hacer que no se pierda ninguna oportunidad tanto de mejora ambiental como de activación económica.

Nos habló de lo que la comunicación transformacional puede hacer, y lo ilustró poniendo dos ejemplos de todos conocidos de una prestigiosa marca de automóviles, con lemas tan memorables como “¿Te gusta conducir?” y “Be water, my friend”. Estas campañas se basaban en tansmitir experiencias subjetivas, emociones, y no tanto en describir las bondades técnicas y racionalmente evaluables del producto, y aún así (o precisamente por ésto) llevaron a cuatriplicar las ventas.

Hubo una implicación emocional en las decisiones del consumidor. En esta línea comentó que del concurso Illa Eficient se hará un documental testimonial para que sean los mismos vecinos los que puedan transmitir su experiencia a demás ciudadanos que puedan plantearse una rehabilitación en su edificio. Hay que incitar a la rehabilitación sostenible no sólo desde la racionalidad, desde medidas de ahorros energéticos, ni desde el cálculo de ahorro de emisiones de CO2. Ni tampoco desde la sola rentabilidad económica. Hay que incidir en la demanda desde la emoción, que es la el factor decisivo, y que finalmente movilizará todo lo demás.

Detalló que el concurso tendrá tres fases. La primera será el concurso de ideas propiamente dicho, durante el desarrollo del cuál se hará un WorkShop en la Escola Sert del Col·legi Oficial d’Arquitectes de Catalunya (COAC), en dónde se comentarán diversos ejemplos europeos similares. La fecha límite de entrega de propuestas será el 24 de marzo. Habrá un jurado de expertos que hará una primera preselección de las mejores 20 propuestas, que posteriormente se pondrán a exposición pública. Serán los más de 700 vecinos de la propia manzana los que, con su implicación en forma de votación popular, decidirá cual de las propuestas será la ganadora. El premio directo para el equipo redactor será de 15.000 €.

Habitat Futura Concurs Illa Eficient 15-01-2015 226A partir de éste momento se abre un periodo de negociación entre el equipo redactor de la propuesta ganadora y cada una de las comunidades de las 22 fincas con viviendas. Deberán encaminarse a concretar los encargos individuales de cada una, y siempre en los tres frentes, técnico, de financiación y de gobernanza de las propias comunidades durante todo el proceso de rehabilitación y hasta su completa finalización. Comentó que, puesto que la decisión final de encargar los proyectos y realizar las obras corresponde a cada comunidad, es posible que no todas decidan aprovechar la ocasión, pero que cuantas más sean

Objetivos de concurso

  • Servir como ejemplo de una nueva metodología multidisciplinar, capaz de generar propuestas de rehabilitación globales.
  • Impulsar la creación de nuevos marcos normativos.
  • Activar los mecanismos financieros adecuados a estos casos.
  • Activar la demanda.
  • Generar una percepción y apreciación positiva de la rehabilitación sostenible de viviendas a sus propietarios, y a la sociedad en general.

illa-1-fase

<< Volver a Concurso Illa Eficient